x
Te gusta el Blog!!! Síguenos
¿Te ha gustado el blog? Puedes seguirnos en las redes sociales

Oscar Saura

Psicología

387201_2761817413290_800328172_n

Método de los 5 pasos: Tomar decisiones de forma inteligente

| 0 Comentarios

Una parte importante de las conductas de riesgo para la salud son resultado de decisiones inconscientes en las que pesa más la presión externa que nuestra propia voluntad. Por ejemplo el consumo de alcohol podría ser el resultado de la publicidad, la presión del grupo, la tradición,….

Es necesario fomentar una toma de decisiones responsable en la que la persona sea consciente de la decisión tomada y acepte sus consecuencias.

A tomar decisiones se aprende

Para tomar decisiones de forma responsable hay que pensar detenidamente que es lo que se puede hacer y valorar cada alternativa y sus posibles consecuencias. Es muy importante no hacer lo primero que se nos ocurra o dejarnos llevar por “lo que hace todo el mundo”.

A tomar decisiones se aprende. A lo largo de nuestra vida vamos desarrollando nuestra autonomía desde la infancia donde las decisiones importantes las toman nuestros padres hasta la adolescencia donde comenzamos a hacernos responsables de nuestras decisiones.

No existe la certeza absoluta de que algo vaya a tener unas determinadas consecuencias por lo que ante esta incertidumbre estamos obligados a tomar decisiones constantemente.

MÉTODO DE LOS 5 PASOS:

El primer paso es “definir el problema”

1. Definir el problema

Para definir de forma correcta un problema tenemos que respondernos a dos preguntas:

  • ¿Cuál es el problema?
  • ¿Qué es lo que deseo conseguir?

Quizá este sea el paso más importante porque de la definición que hagamos del problema dependerán las alternativas que generemos en el siguiente paso, lo que nos llevará a resultados completamente diferentes.

Observa el siguiente ejemplo:

El hambre en el mundo

Las alternativas generadas y la decisión que tomemos serán completamente diferentes en función de cómo se defina el problema.

- ¿Cómo se puede producir suficiente alimento para abastecer a toda la población?

- ¿Cómo se puede ajustar la población para no exceder el suministro de alimentos?

Generaremos todas las alternativas posibles

2. Buscar alternativas

Tenemos que pensar en el mayor número de alternativas posibles y no desechar ninguna de ellas al inicio.

Hay que explorar todas las opciones posibles aunque parezcan poco realistas. Con frecuencia la diferencia entre las personas que son capaces de tomar buenas decisiones y las que no son capaces de tomar buenas decisiones, es que las primeras no se conforman con la primera opción que se les ocurre.

En esta fase no debemos dejarnos llevar por lo que hacemos habitualmente o por lo que hacen los demás.

Pedir opinión a otras personas puede ayudarnos a ver otras posibilidades.

3. Valorar las consecuencias de cada alternativa

En esta fase tenemos que evaluar dos cosas:

  • Las expectativas o probabilidad de que ocurra cada alternativa generada en el paso anterior
  • El valor o importancia que le damos a cada alternativa generada en la fase anterior.

Una decisión correcta tiene que tener en cuenta tanto la probabilidad de que ocurra la alternativa como el valor o importancia que le damos a esa alternativa.

La expectativa de ocurrencia (Ei) tomará valores entre 0 y 10 siendo 0 la ausencia de expectativa y 10 la expectativa máxima. El valor (Vi) tomará valores entre -2 (nada importante) y +2 (muy importante).

4. Elegir la mejor alternativa posible

Una vez pensadas las posibles alternativas y valoradas las consecuencias, hay que elegir la alternativa más adecuada.

Como norma general elegiremos aquella alternativa cuyo ∑EiVi  sea más alto.

Siempre hay que responsabilizarse de las consecuencias de la alternativa elegida

5. Aplicar la alternativa elegida y comprobar si los resultados son satisfactorios

Una vez que hemos elegido la alternativa debemos ponerla en práctica y responsabilizarnos de sus consecuencias.

Tenemos que evaluar los resultados obtenidos con el fin de modificar los aspectos que no sean satisfactorios y poder aprender de nuestra experiencia.

Si el resultado no es satisfactorio hay que volver a comenzar por el paso número 1: Definir el problema.

Toma de decisiones

Si te ha gustado la entrada, no olvides compartirla

Para descargar el pdf del artículo pincha en el icono que hay debajo.

01

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.CERRAR

%d personas les gusta esto: