x
Te gusta el Blog!!! Síguenos
¿Te ha gustado el blog? Puedes seguirnos en las redes sociales

Oscar Saura

Psicología

efecto-espectador-una-responsabilidad-compartida_2818618

El efecto espectador

| 1 Comentario

¿Por qué hay personas que ante una agresión no hacen nada?, ¿qué pasa con estas personas?, ¿no tienen sentimientos?. Mañana nos puede pasar a nosotros, pasaremos de ser espectadores a ser protagonistas.

Catherine Genovese

El 13 de Marzo de 1964, Catherine Genovese, fue apuñalada cuando regresaba a su apartamento de Nueva York a las 3 de la madrugada. Durante 35 minutos Catherine estuvo gritando y tratando de escapar. Durante estos 35 minutos 38 personas presenciaron la agresión desde las ventanas de sus apartamentos. Ninguna de estas personas fue capaz de llamar a la policía hasta transcurridos 30 minutos desde el inicio de la agresión. Catherine murió pocos minutos después de que llegara la policía.

Esta indiferencia colectiva conmocionó a la opinión pública y llamó la atención de los psicólogos promoviendo numerosos estudios de lo que se conocería como efecto espectador.

¿En qué consiste este efecto? El efecto espectador se puede resumir de la siguiente forma: cuanto mayor es el número de personas que hay observando una situación de emergencia, menor es la probabilidad de que alguno de ellos ayude. Es más probable ser ayudado si hay una sola persona observando que si hay varias.

¿Cómo es posible que esto ocurra?, ¿qué pasa con las personas que están observando?, ¿no tienen sentimientos?. Lo cierto es que estas personas pueden ser tan normales como cualquiera de nosotros y tampoco son indiferentes al dolor ajeno. Probablemente sean personas que es horroricen cuando ven este tipo de noticias en la prensa.

Entonces, ¿qué es lo que les ocurre a estas personas?

Los psicólogos John Darley y Bibb Latané investigaron este hecho. Pidieron a un grupo de estudiantes que respondieran a un cuestionario. La investigadora que los suministraba se iba a otra habitación, separada por una cortina, diciendo que volvería cuando terminaran de responder al cuestionario. Al poco rato, los estudiantes la escuchaban subir una escalera y luego el sonido de una caída, un grito y las quejas de la mujer diciendo: -“¡Dios mío, mi pie, no puedo moverme!”

Cuando los estudiantes estaban solos en la habitación, el 70% se ofrecía a ayudar a la investigadora; en cambio, si los estudiantes estaban rellenando el cuestionario junto a un extraño, solo un 20% se ofrecía a ayudarla. Es decir, la presencia de otro observador inhibe la acción. En este último caso ninguno de los dos actúa, porque espera a ver qué hace el otro. Esta inactividad del otro les lleva a concluir que probablemente el accidente no es serio y no hace falta que intervengan: es el efecto espectador.

El hecho de no ayudar a otra persona cuando hay más gente siendo testigo de lo que sucede es un acto de conformidad, es decir, el resto de personas presentes define que acción es correcta, o si es o no apropiado intervenir. Ver tendencia al conformismo.

Este fenómeno psicológico de inhibición del altruismo se debe a tres procesos sociales:

  • Dilución de la responsabilidad: Al haber más personas siempre tendemos a pensar “ya le ayudará alguien”. La responsabilidad se distribuye entre todos los observadores de forma que cuantos más haya menos responsabilidad siente cada uno de ellos.
  • Ignorancia pluralista: Se inhibe la actitud de ayudar por considerar que la mayoría no la comparte. Confiamos en la actuación de los demás frente a la situación y pensamos “si nadie hace nada…”. Lo ciertos es que todos piensan lo mismo y nadie actúa.
  • Aprensión a la evaluación: Las personas presentes sienten miedo a la evaluación puesto que el resto de espectadores van a juzgar si lo están haciendo bien o mal.

En este video se puede ver cómo actúan las personas cuando alguien necesita ayuda:

Para terminar: Dada la escasa respuesta social que se está dando en España ante la crisis económica cabría preguntarse, ¿somos víctimas del efecto espectador?

Si te ha gustado la entrada, no olvides compartirla

Para descargar el pdf del artículo pincha en el icono que hay debajo.

01

Un Comentario

  1. Nos hemos olvidado de “ser personas que sienten” y vemos el dolor de los demás como algo natural que no necesita interés y apoyo emocional…y si tratemos a los demás como queramos que nos traten, el detalle es que muchas veces ni nosotros mismos aveces nos tratamos bien.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.CERRAR

%d personas les gusta esto: